domingo, 28 de febrero de 2010

SIX FEET UNDER: “Graveyard classics 3” (2010) (Metal Blade Records)


1. A Dangerous Meeting (Mercyful Fate) 2. Metal On Metal (Anvil) 3. The Frayed Ends Of Sanity (Metallica) 4. At Dawn They Sleep (Slayer) 5. Not Fragile (Bachman Turner Overdrive) 6. On Fire (Van Halen) 7. Pounding Metal (Exciter) 8. Destroyer (Twisted Sister) 9. Psychotherapy (Ramones) 10. Snap Your Fingers, Snap Your Neck (Prong)

Six Feet Under parece haber encontrado en los álbumes de covers una veta que les esta dando muy buenos resultados, sean los que fueren. Es así que este “Graveyard classics 3” es, su nombre lo indica, su tercer disco de versiones en un muy reducido espacio de tiempo y con el cual intentan dar su particular giro a viejos clásicos del metal dando (como siempre) resultados dispares, y la subjetividad del oyente no hace mas que agravar esta disparidad.
En la parte instrumental no hay mucho para comentar, la banda ejecuta los temas casi idénticamente a los originales, y salvo el track #5 cualquier metalero que se precie sabe muy bien como suena cada uno de los temas versionados.
Nos queda entonces en que la performance de Chris Barnes se erige aquí como la gran estrella del álbum, y esto obliga a despojarse de todo prejuicio hacia la gutural, monótona, cavernosa y brutal voz del ex Cannibal Corpse. Detallemos:
Lo curioso pasa por “A dangerous meeting”, donde el contraste es total, ya que el registro de Barnes es absolutamente opuesto a los magistrales falsettos de King Diamond.
En “Metal on metal”, “The frayed ends of sanity”, “At dawn they sleep”, y “Pounding metal” la cosa permanece mas o menos dentro de lo esperado, es decir musicalmente igual, vocalmente gutural, correctas y muy respetuosas versiones
La cosa se pone interesante en “Not fragile”, “On fire”, “Psychotherapy”, y “Snap your fingers, snap your neck”, ya que Barnes echa mano a su “pig squeal”, ese chillido similar al de un cerdo (de ahí su nombre) para dramatizar y versatilizar las canciones, dejando la firme convicción que los mejores resultados de “Graveyard classics 3” están justamente en aquellos temas mas orientados a los tracks no tan inmersos en el metal mas pesado.
Por ultimo, “Destroyer” es el cover mas débil del disco, y me pregunto si no hubiese sido mejor ir a lo seguro de “We’re not gonna take it”, “I wanna rock” o mucho mejor aun, “The beast”.
La formula nos indica que Six Feet Under intenta pasar a través de su tamiz viejos clásicos del metal (y no tan metal), dando como resultando una verdadera brutalización de dichas históricas canciones. Como ya dije en primera instancia, los resultados están sujetos al gusto del oyente. Algunos huirán espantados ante tamaña herejía, otros lo disfrutaran al máximo, y hasta es posible que a algún oyente se le despierte la curiosidad y comience a bucear en los originales.
Sitio web: http://www.sfu420.com/ (J.S.)

sábado, 27 de febrero de 2010

AVIAN: "Ashes and madness" (2009) (Nightmare Records)


1. Ashes And Madness 2. The Lost And Forsaken 3. Into The Other Side 4. Esoteric Lies 5. Fall From Grace (Instrumental) 6. Beyond The Hallowed Gates 7. Thundersoul 8. All The King’s Horses 9. Never Fade From Me 10. Time And Space Part II: Unlock The Mystery

Bajo el sello de Nightmare Records, nos llega la segunda producción de esta banda de Atlanta, Georgia, que sinceramente, pareciera tener mucho más experiencia en este rubro, que lo que sus apenas dos discos nos hicieran pensar. Antes que hablar de la música propiamente dicha, lo que más me llama la atención es la calidad de la producción, lo que no es ninguna sorpresa, pues está a cargo de David Ellefson, quien seguro se hizo de una gran experiencia durante sus años en Megadeth.
El disco se compone de diez temas de power melódico, con ciertos toques de metal progresivo, particularmente notables en “Ashes and Madness” y “Unlock the Mystery”, los cuales duran más de siete y diez minutos, respectivamente; sin embargo, debo decir que aún siendo tan extensos, dichos temas no me han aburrido ni un segundo. La base rítmica de las distintas canciones es muy completa, con un bajo que se destaca al inconfundible estilo de David, así como las guitarras muy bien logradas, y todo esto coronado por un vocalista limpio y armonioso, que claramente sabe cómo manejar su registro de voz sin forzar falsetes desafinados o guturales fuera de lugar, como tanto abundan últimamente entre las bandadas de grupos jóvenes mediocres.
Aunque el disco completo se puede escuchar con una sonrisa sincera, particularmente me quedo con el cuarto track “Esoteric Lies”, que es mi recomendación para quien aún no haya escuchado esta banda, y si tuviera que decir algo malo del disco, sólo sería respecto a “Thundersoul”, que en cierta parte se torna un tanto incomprensible, al suavizar demasiado la voz que queda un tanto cubierta por las guitarras intensas.
En resumen, si bien podría ser difícil que Avian llegara a ser una leyenda del power, al menos sí tiene suficiente talento para darnos unos cuantos discos más de muy buena calidad, mientras mantengan este refrescante sonido de Ashes and Madness.
Sitio web: http://www.avianband.com/ (L.C.)

viernes, 26 de febrero de 2010

SALUTE: “Toy soldier” (2009) (Escape Music)


1. Lost In A Dream. 2 Cheated. 3. Running Away With You. 4. I Am Your Prisoner. 5. I Really Want You In My Life. 6. Toy Soldier. 7. Steel Desire. 8. Be A Star. 9. Dynamite. 10. Yesterday Always Been Gone. 11. It's My Time. 12. Follow The Sun.

A estos músicos les gusta el hard rock, pero al final, decidieron pulir excesivamente la grabación final con melodía, y todos los elementos de los 80's, y así terminaron por parir un producto que hace veinticinco años hubiera sido un superventas, pero estamos más allá del dos mil y no es más que un sentido tributo a esa época. Hay algunos arreglos modernos en la producción, no muchos, sólo una puesta al día bien lograda. Al final encontré cuerpo en los temas, buenos músicos y poco más.
Hay unos buenos segundos de introducción, hasta que las voces y la producción excesivamente limpia quitan potencia al resultado. Todo es mundano, en las partes rápidas el rock se luce, pero no termina de explotar. Estructuras que el sonido característico exige, coros incluidos, y letras insulsas sobre las relaciones de una adolescente con los papis, la noviecita y el mundo. Estribillos, uno más pegadizo que otro, cabalgata potente y final. Tanto en los temas rockeros como en las baladas de rigor.
El rock ochentoso yanki es un fenómeno que se mide en infinitos: infinitas bandas surgieron con ese estilo; infinitas se disolvieron cuando se acabó el fenómeno de masas; infinitas aún hoy sobreviven, e infinitas son las que surgen, como en éste caso.
No tengo mucha información sobre esta agrupación: proviene de la sueca Gotenburg, y es el proyecto paralelo del vocalista Mikael Erlands, de Last Autumn's Dream. Y todavía me pregunto si es un gesto de rebeldía hacer música ya gastada de tanta repetición.
Sitio web: http://www.myspace.com/martinkronlund (A.G.)

jueves, 25 de febrero de 2010

RIX: “Evolución” (2009) (Independiente)


1. Iluminatti. 2. Ying contra Yang. 3. Aburridos. 4. Moda Absurda. 5. Farmacia. 6. Network. 7. Enemigo. 8. Sapiens?. 9. Los niños, los árboles y los ancianos. 10. Lobos sueltos fuera de Matriz. 11. Evolución.

Este disco sólo existe en la red, es virtual y gratuito; y sus letras, dan vueltas obsesivamente sobre un supuesto grupo de poder llamado los Iluminatti, el capitalismo, la violencia de género, sexo, SIDA, compañías farmacéuticas, fabricantes de armas, el Grupo de los Ocho, la pseudo democracia y cualquier otro tema cuyo planteo sea políticamente correcto…
En cuanto a lo musical, el resultado es desparejo: rock funkoso, algo de ska y reggae con voces limpias y lenguaje callejero de Madrid que no apela a la elaboración, precisamente. Teclados de colchón, hermosos coros femeninos y voces en off que hablan otra y vez sobre… las teorías de la conspiración. Poco y nada de rock y nada de música pesada. Algún aire de hippismo moderno en cítara elementos árabes... poco más.
Lo más interesante es, mediante el funk bien usado, el clima gótico de algunos tracks, heredado quizá de The Clash y la new wave. O el ritmo de marcha militar en un tema que critica a los políticos. Eso si, a medida que avanzan los traces, el talento de los músicos toma vuelo.
Pero no alcanza. Y me molesta que el tal Rix nos diga lo que deberíamos pensar, cuando eso es lo que él critica del sistema. No llama a reflexionar. Nos dice lo que él opina, y no parece importarle nada más.
Y si se me permite, no creo que exista una organización como los Illuminatti destinada a dominar al mundo… solamente un puñado de idiotas que por razón de sangre, dinero fácil, o simple circunstancia, ocupan lugares privilegiados y quieren llevar lo más rápidamente dinero a su bolsillo, mientras ven cómo la democracia avanza en todo el mundo, no sin sangre y hambruna. Y les importa una mierda lo que se diga, o cante, o proteste, total no tienen planes a mediano plazo ni la inteligencia para formar ningún pool de poder.
No creo que letras tan ingenuas como las de éste disco les afecten, pero lo que es grave, tampoco instan a la motivación interna. Parecen sacadas de cualquier serie yanki de conspiraciones, como los Expedientes Secretos X (sólo vi la propaganda), o esa estúpida película el Código Da Vinci (sólo vi un avance).
Elvis Presley, moviendo sus caderas ante las viejas que le tiraban bombachones conseguía molestar mucho más al establishment que este grupo de jóvenes madrileños que creen conocer la pobreza. Joan Baez con su sola guitarra y su voz potente arrancaba lagrimones, hasta Serrat diciendo que “entre esos tipos y yo hay algo personal” consigue mejores resultados. Y si no, que vean lo que pasa en Argentina, a la vuelta de mi casa, donde la gente mata sólo para vivir un día más.
Sitio web: http://www.somosmejoresqueellos.com/, o en algún edificio tomado de Madrid (A.G.)

martes, 23 de febrero de 2010

KINGS OF MODESTY: “Hell or highwater” (2009) (Escape Music)


1. Never Touched the Rainbow. 2. Hourglass. 3. Deep Down. 4. Starring Eyes. 5.Hell or Highwater. 6. Suicidal Misión. 7. Once Upon a Time. 8. Tailspin. 9. We Will March. Our Way. 10. Miracle 9. 11. Two Hearts Collide.

Echo a andar los temas. No conozco la banda. No leí la gacetilla ni tengo información previa, ni siquiera la lista de temas o el arte de tapa. Todo el comentario es de primera oída. De inmediato las voces agudas, de notas altas que siguen a la batería con precisión profesional, alternada por gritos que no cualquier cantante alcanza – teclados al fondo mediante – y me pregunto si es un trabajo de power/progresivo de alta velocidad.
Y a medida que transcurre el primer tema – ni se cómo se llama éste o los siguientes -, me pregunto si la potencia se mantendrá, más cuando aparece el solo de guitarra y las teclas adquieren protagonismo en un elaborado barroquismo, mientras el canto dice en inglés algo sobre que “nunca toqué el arco iris”, con un gran efecto teclas procesadas y un final abrupto.
Los aires a heavy neoclásico asoman ni bien comienza el segundo tema, y capto en las voces similitudes purpelianas, mientras unos ágiles dedos recorren el mástil de las seis cuerdas. Los coros y las extensiones de las armonías vocales siguen en la buena senda. Y vuelvo a preguntarme si se mantendrá mi atención, de modo que dejo de escribir hasta terminar el tema.
Y terminó. Estuvo bien. No es mi estilo favorito pero el resultado es bueno… faltan más canciones, y el tercer track comienza con un ambiente algo oscuro, los teclados marcan los climas, y el ritmo – difícil de creer – y hay mucha, muchísima batería, con las guitarras casi al fondo… allá… increíble, hay algún pase, algún riffeo filoso pero las seis cuerdas relegadas… El tema así lo requiere, supongo que hasta en eso los músicos cumplen en el profesionalismo. Sí, ya se, son apenas tres temas, muy pronto para sacar conclusiones… un momento, las guitarras toman su protagonismo, pero acompañadas de nuevo por las teclas, sí, el tema es variado…. Falta más, apenas empieza… atención al lo que sigue. Y climas elevados y final abrupto.
Otro tema. Más protagonismo de teclado, pero no tapa al resto. Son más bien efectos de contundencia. La cosa comienza enrevesada, con voz gruñona y de pronto armonías vocales altas, pero cambio de tiempo, vuelven los gruñidos, se escucha algo de “no mercy…” y el estribillo alto de nuevo… ¿será repetido hasta el cansancio? Y… un poco, pero no tanto, viene otro cambio de tiempo, las manos recorren el mástil, escucho el bajo, ahí, viene bien, marcando la marcha y ¡más estribillo! ¿Hacía falta? Bueno, no podemos esperar un trabajo sin estos elementos… es un disco de power/heavy/progresivo/sinfónico/neoclásico… o al menos una agradable mixtura, de todo eso.
Por suerte lo que sigue en la lista de reproducción recupera la potencia y por el estribillo puedo inferir que es el tema que da nombre al disco, o al menos lo menciona. A esta altura sé que la voz, siempre privilegiada, es la protagonista. Sin advertirlo me levanté a atender el teléfono, mientras el estribillo se repite una y otra vez. Está bien, no escuché con atención, pero creo que a esta altura la propuesta de la banda la tengo re-sabida. Y el que lee también, no somos tontos.
Y lamentablemente, la potencia guitarrera en la siguiente música se ve alterada por la voz, que le da sofisticación a la melodía. Prefiero un poco de salvajismo, pero es lo que hay. Cuando la guitarra y la batería se enfrentan en un duelo, me convenzo de que el cantante debería darle un poco más de energía a su registro. Creo captar cómo viene los cambios hacia el final del tema… sí… la voz se apaga, cabalgata de guitarras, aporreo de batería, teclas apretadas con extensión medidas en micro segundos y fin.
Lo que sigue. Una balada que va de menos a más. Con voces de notas altas – ahora puedo decir “como siempre” – y climas que alcanzan lo épico, según el gusto del oyente, o el aburrimiento, según el gusto del oyente. Pero no todas son pálidas, el ambiente a lo Pink Floyd – etapa Gilmour – alcanza para darle poder. Dejo de escribir y escucho con atención, a ver qué pasa. El tema se hace largo. Y bueno.
¿Qué sigue? Más guitarras poderosas. Es el tema siguiente, ojo, no sé cuántos hay. De nuevo las voces se interponen con la instrumentación poderosa. Quizá de eso se trate de este tipo de música: equilibrios, contrastes, dosificación. Pero es inútil. En este tema las voces tratan de mantener alto lo épico, con resultados desparejos. Con mi oído oxidado de tanto escuchar death metal capto que la garganta está a un volumen más alto que el resto de los instrumentos, simplemente porque éstos reclaman potencia y aquella privilegia la melodía.
Asumiendo que los fanáticos del estilo ya deben desear mi muerte por no destacar la técnica, el profesionalismo y el esfuerzo de los músicos, casi sin advertirlo me meto en el tema que sigue y sí… lamentablemente, creo que el vocalista debe gritar para igualar el alto octanaje de los instrumentos. He escuchado resultados más potentes con notas menos altas, pero aún no puedo culpar al cantante. Si reviso bien lo que escuché hasta ahora, no hay abusos vocales. El resultado del disco comienza a cuajar, más aún con un curioso juego de cuerdas guitarreras - nunca escuché nada igual -, así que la atención me pide que deje de escribir y escuche.
Después de todo, la música pesada necesita más público y menos críticos. El tema terminó. Con la vuelta a la potencia en los compases finales que ya repasé.
En el siguiente, un brusco juego en las cuerdas da lugar a las voces siniestras, pero no tarda en cambiar al acostumbrado registro power… El canto dice algo de esperar una milagro, así que si ése es el clima que se necesita, adelante con lo épico, a triunfar con la garganta al mango, háganos creer, señor cantante, que estamos en un mundo mágico, atravesando un océano mítico, o algo así que creo que dice la letra… Epa… ¿cómo hace este tipo para alzar más y más la voz? Mierda… y eso que lo estoy criticando… Muy buena técnica, che.
El comienzo siniestro de la canción siguiente no me engaña. No creo que prevalezcan mucho tiempo esas voces en tempo lento y piano pesadón. De a poco vuelven los climas épicos (ufa…) Pero no… una guitarra acústica, o algo así quiebra toda pretensión y vuelve lo oscuro. No le presto mucha atención, a las letras, las teclas, la acústica me tiene prendado... y fin… unos susurros inentendibles y fin, fin, fin…
La banda me atrajo, porqué no. Normalmente no presto atención a estos proyectos así que si a esta altura del comentario no entendiste de qué se trata, bueno, siempre hay tiempo para escuchar y sacar conclusiones propias.
Sitio web: http://www.myspace.com/kingsofmodesty (A.G.)

lunes, 22 de febrero de 2010

NAUGHTY BOYS: “Destiny calls” (2009) (Connecting Music)


1. Destiny Calls. 2. Walk Hawai. 3. Endless Pain. 4. Don't Turn Around. 5. Light Of The Day. 6. Eternity. 7. Broken. 8. Time. 9. Head Held High. 10. Runaway Train. 11. Fly With The Angels.

Una portada sospechosa que engaña, por suerte y desde este punto sabemos que la banda juega a dos puntas, musical y estéticamente. ¿El CD? Un hato de temas con actitud heavy pero una estética suficientemente glam del año 2000 (y que roza esas modas que no voy a enumerar). Hay melodías punkeadas al extremo del pop guitarrero pero… hasta ahí nomás. Que no dejan de ser agradables para quien NO sea fanático de lo pesado y terminan por convencer – por un pelín- a quienes SÍ lo somos. No se elude lo pegadizo, pero tampoco el resumo a heavy macarra.
Hay sonidos sucios, pero la producción es limpia por demás. Hay maquillaje en las caras de los músicos, pero es fácil imaginarse a la banda sudando sobre la escena.
Es todo un desafío jugar con los extremos, y me parece que los Naughty Boys supera la prueba.
Si damos una oportunidad al sonido de estos suecos, esos teclados de fondo suavizan las guitarras, pero no acolchonan el sonido, las guitarras suenan contenidas, arrancan y se detienen, los estribillos se dejan pasar sin ser melosos y los temas terminan por transmitir energía.
O tomemos el último párrafo y pongamos ideas inversas, al escuchar la balada pedorra, totalmente innecesaria y prescindible, o los aires a Bon Jovi, de hace una década o más, o las letras con rítmicas vocales totalmente superadas en el rock duro, gracias a la repetición mecánica.
Y sin embargo, salvo la balada de mierda, el disco se dejó escuchar y me deja la impresión de que llegué a entender el producto final. O que me tomaron el pelo. Cualquier duda, remitirse a la escucha previa antes de comprar. Pero si de buenas opciones hablamos, queda ésta…
Sitio web: http://www.naughtyboys.se/ (A.G.)

domingo, 21 de febrero de 2010

PAINSIDE: “Dark world burden” (2010) (Inner Wound / Connecting)


1. Ignite the fire. 2. Where darkness rules. 3. Collapse the lies. 4. The deviant. 5. This dark world. 6. Sand messiah. 7. Forsaken. 8. Serpent's tongue. 9. The edge. 10. Martyr. 11. Redeemers in blood.

El heavy metal clásico, rápido y sin floreos cultivado por bandas como Judas Priest es una rica veta para los cultores de las nuevas generaciones como este trabajo debut de los brasileros Painside. Que no pretenden revolucionar el género, pero tampoco copiar con descaro. Respeto. Respeto a las influencias es lo que se respira a lo largo de estos once temas, y es lo que se ofrece para que la propuesta complete su ciclo.
A medida que avanza el nuevo siglo, ponemos en duda la calidad de aquellos que a fines de los 90's se encolumnaron en la copia barata de un sinfin de bandas europeas y yankis cuya grandiosidad queda en entredicho al enterarnos de los lamentables recitales que ofrecieron en nuestro país.
Pero también descubrimos con grata sopresa a Painside y a muchas otras que dejan de lado las poses para poner las energías en lo que más les gusta.
A esta altura del comentario, sobran las opiniones. Queda la música que merece ser escuchada. Heavy, heavy metal del verdadero, sin esas molestas voces agudas powermetaleras que tanto les gusta a los pseudo Dickinson. Sin esos barroquismos guitarreros que terminan por ser ejercicios de escalas.
El CD fue mezclado por Alex Macedo (Syren, Atlântida) y Renato Tribuzy (de Tribuzy), quien además de invitado ofició de productor en los Full Sound Studios de Río de Janeiro. Otros que aportaron sonido son Gus Monsanto (Revolution Renaissance, Takara, Adagio) y Chris Boltendahl (Grave Digger).
Y si. Es un placer anunciarles a los fanáticos del heavy metal que tienen otra digna opción de compra. Es positivo, considerando la basura que abunda en las bateas.
Sitio web: www.myspace.com/painsideofficial (A.G.)

sábado, 20 de febrero de 2010

KIMBERLEY DAHME: "Can't a girl change her mind?" (2009) (Escape Music)


1. Can't a Girl Change Her Mind?. 2. Rock You Like a Baby. 3. Lighthouse. 4. You Make Me Relieve. 5. Something We Do. 6. No Question. 7. Jet Lag City. 8. The Only Man. 9. Love Don't Leave Me Now. 10. It Takes Two to Fall. 11. With You.

(¿Pero qué mierda es esto?) Este es el tipo de música que esperaba la gente del blog nunca me mandara. La tal Kimberley es muy linda, muy rubia, muy yanki, muy talentosa en la música sureña redneck más vendedora.
Aparentemente es integrante de Boston, una banda que en mi vida escuché, y conozco sólo por referencias. En cualquier lugar de Internet se encontrará la lista de músicos que la acompañan, seguramente el sueño de cualquier mujer que ya lleva años en el negocio. Pero que no pretenda atravesar la madurez con algunos dólares demás en el bolsillo mediante un rejunte como éste, de blues/country/rock baladístico, yanki sureño, facilón y comercialoide con una voz dulce y letras amables.
Algunos temas que nos ocupan hubieran cabido, separadamente, en cualquier disco de Creadence, Allman Brothers, Bad Company, ZZ Top, Styx o cualquiera de esas propuestas. Pero la bella Kimberley extrajo lo más meloso de cada uno cada uno y lo rejuntó en CD, de modo que las guitarras, los ritmos sureños, el rock, nunca termina por arrancar en su potencia, y todo queda en baladas que… éste no es el disco que me gustaría comentar.
No me interesa. Seguramente los racistas yankis ya buscan mi cuello. No me interesa.
Sitio web: no lo busquen por ningún lado (A.G.)

viernes, 19 de febrero de 2010

DULCAMARA: "Asylum" (2009) (CD Music)


1. Preludio. 2. Rata. 3. Cadenas. 4. Prototipo. 5. Madre. 6. Crisálida. 7. Lobo. 8. Infierno. 9. Heridas. 10. Famelico.

Muchas veces una banda quiere demostrar algo. Otras veces hace lo que sabe hacer y la obra excede las expectativas propias y las cosas quedan demostradas por sí solas. Como es este el caso.
Cada tema por separado y cada uno en su conjunto destilan lo que se debe saber del death metal melódico. Una tapa insulsa y alguna foto con imagen confusa pueden llevar a los prejuicios, pero ya estamos acostumbrados a eso en las bandas españolas. Pero cuando se acaba la intro del primer tema, las cosas quedan claras.
Todavía uno no se puede acostumbrar a la sorpresa de escuchar propuestas tan frescas como éstas, cuando está todo dicho en un sonido que conocemos por sus maestros creadores, sus fieles seguidores y los imitadores baratos.
Lo sostengo una y otra vez: lo bueno de una banda under no está en la originalidad – ya no se la pido a nadie – sino en cómo quedan ensamblados los temas, en el resultado final, en la escucha agradable, sin saltar temas.
No hay caso.
Caigo en la misma: que es un muy buen disco, que no cambiará nada en la música pesada, ni hará que descubramos nuevos sonidos. Pero no es ésa la cuestión: los temas se quedan pegados a mi oído, y quiero escuchar más y más, y más, hasta que se acaban los tracks y debo poner de nuevo el disco, una y otra vez, una y otra vez, y no poder terminar de convencerme de que este CD es bueno, muy bueno, buenísimo, excelente, bestial, y escucharlo y escucharlo otra y otra vez a ver si tiene algún defecto, a ver si mi gusto no está nublado por la subjetividad y no hay caso, “Asylum” de Dulcamara me resulta adictivo, bueno, buenísmo, y no puedo parar de escuchar…
Sitio web: http://www.myspace.com/dulcamaraband (A.G.)

miércoles, 17 de febrero de 2010

METRALLA: “Sotanas de Satanás” (2010) (Hurling Metal)


1. Sotanas de Satanás. 2. Mal de males.3. Inadaptados sociales. 4. Fuerte como un roble. 5. Peligro de extinción. 6. Crisis nerviosa. 7. Desquiciado Frankenstein. 8. Kilómetros a mil. 9. Ardiendo en llamas. 10. Nido de víboras.

Thrash nacional. Argentino. Argentinazo. No es metal argento. Ni thrash argento. Ni siquiera thrash old school. Este segundo disco de Metralla es thrash en primer lugar y argentino por la simple procedencia. Con todas las letras, el hijo más rebelde, callejero y malcriado del heavy metal. Lethal se debate entre reunirse o no (¡vuelvan!), Horcas saca un disco más power que el otro (¡vuelvan!) y Almafuerte se hace cada vez más rockero (¡vuelvan!). En este panorama, Metralla ES viejo y querido subgénero el thrash. Por haberlo vivido desde sus comienzos, incluso cuando en el país no hablaba de thrash. Por respirarlo, comerlo y vomitarlo.
Por ello la banda se cambia de logo, lo hace tosco, rudimentario; elige un arte de tapa acorde a toda una época; graba un puñado de temas que van a la patada certera. Y ojo, sin vender absolutamente nada, salvo un CD.
No hay vuelta a las raíces, Metralla es la raíz. No se intenta enseñar nada a nadie, Metralla es escuela. Y a quienes digan que se formó en 2006, les recuerdo que son infinitas las bandas que se formaron en ese año y no llegaron a nada.
Me parece que tras un bien recibido debut (“Fuego en las Mentes”, 2007) la banda está cómoda, pero igual de inquieta. Ya no tiene que dar explicaciones, putear y menos renegar de lo hecho. Solamente hacer música thrashera con la habitual mala leche y furia de dientes apretados.
Hay diez temas, no sobra ninguno. Sonido viejo y rancio. Furia de hoy en temas propios y esa mirada al pasado en la reversión de “Ardiendo en llamas”, de Horcas. Un guiño al entorno, con la participación de Claudio Marciello en “Fuerte como un roble", con una impresionante cadencia de batalla. Y temas propios entre los cuales los fanáticos ya están eligiendo los mejores. Podría ser el que da nombre al disco, o bien elegir entre “Mal de males”, o “Inadaptados sociales” (a mi entender lo mejor). Pero no es todo. Coros impresionantes en “Peligro de extinción”. O mil detalles más en el resto de los temas, que no decaen… pero ese ya es otro análisis.
Sitio web: http://www.metralla.com.ar/ (A.G.)

martes, 16 de febrero de 2010

VIOLENT ASSAULT: "The flag of the inverted cross" (2009)


1. Intro - Warriors 2. In Honour to Satan 3. Devastator 4. Antimosh 5. Teutonic Furor 6. Outro - Triumph of Death

Atentos a la formación de esta banda:
Nuclear Aggressor: Six Strings of Atomic Fire
Metalucifer: The Vomits of Hell
The Crippler: Lead Electric Barbed Wire
The Reaper: Five Strings of Hellish Moonlight
Cris the Beast: Atomic Percussions
Aha!!! Creían que el espíritu del viejo thrash old-school estaba muerto? Que los cassettes, los flyers impresos, los sobrenombres, los jeans raídos y los cinturones de balas habían pasado a mejor vida? Nada de eso, Violent Assault revolvió en el arcón de los recuerdos y desempolvó todo aquello que los que pasamos las tres décadas de existencia conocemos muy bien.
Todo en este demo en CD-R de estos tanos nos lleva a mediados de los 80's, desde lo que nombré anteriormente hasta lo musical, un compendio de todo lo que glorias como Destruction, Venom, Kreator, Sodom y Bathory forjaron en los 80's, con una lírica abordando el satanismo, la destrucción, la guerra y demás clichés, pero a quien le importa que esto ya haya sido hecho millones de veces cuando lo que sale de los parlantes te traslada a la adolescencia mas púber y te trae recuerdos de cuando nos juntábamos con nuestros amigos a intercambiar cassettes.
No hay nada mas que agregar, salvo que si no conseguís este EP sos un careta!!!

lunes, 15 de febrero de 2010

ORPHEUS: "Orpheus" (2009) (TSM / SLW Promotions)


1. Fuck Me Over 2. Constructing 3. Bygones 4. Mr. Manipulative 5. Peepin' Tom 6. Repay 7. Bloodflow 8. The Plan

Disco debut de los noruegos Orpheus, combo integrado por Ingrid Galadriel en voz, Kristian Drivenes y Sivert Skaaren en guitarras, Rune Rickenbacker Engesæter en bajo, y Torgeir Nilsen en batería.
De movida este álbum me sonó un poco raro, y para situarnos bien en tema conviene diferenciar la parte musical de la parte vocal.
Primeramente tenemos un combo de metal tradicional sumamente influenciado por Iron Maiden, nada original pero muy bien ejecutado. Todo bien hasta aquí.
Seguidamente nos introducimos en la parte vocal, y aquí es donde empiezan mis dudas. No es que la vocalista cante mal ni mucho menos, sino que su registro vocal no me parece el adecuado para este estilo musical, mucho mas cercano al rock alternativo o algo así.
En siete de los ocho tracks su rango esta muy emparentado con el de Johnette Napolitano o Linda Perry, mientras que en el tema mas pesado ("Mr. Manipulative"), Ingrid intenta endurecer su tono con un resultado no del todo convincente, dando la sensación que está evidentemente incómoda dentro del metal. Para compensar esto, la banda trata de no sonar monótona e introduce varios cambios de ritmo, solos y pasajes melódicos a lo largo de todo el CD, pero con eso solo no alcanza para darle forma al proyecto, ya que cada vez que Galadriel entona sus líricas pareciera estar escuchando bandas diferentes.
Finalizando, no quiero ser cruel ni injusto con Orpheus, pero sin duda alguna la banda deberá tomar un decisión sobre que dirección musical tomar. Hay aquí un problema de incompatibilidad de estilos que requiere una solución rápida; de ellos depende hacia donde virar el timón.

sábado, 13 de febrero de 2010

VOODOO TALES: "Deseo" (2009) (DFX Records)


1. La última oportunidad 2. Una historia más 3. Deseo 4. Los días torcidos 5. Acércate más 6. Bajo este cielo gris 7. El mundo a tus pies

El activísimo sello español DFX Records nos trae otra de las bandas de su catálogo, Voodoo Tales, integrada por Julián González (guitarra), Luis Ibáñez (voz), Javier Piqueras (teclados), Fernando Pardiñas (batería) y Jesús Bazo (bajo).
El álbum arranca a toda guitarra y teclados con "La última oportunidad", un temazo con destino de clásico que me recordó muchísimo a la época dorada de Deep Purple.
La cosa no decae con "Una historia mas", nuevamente las guitarras son protagonistas, con la voz aguardentosa de Luis Ibañez alcanzando niveles superlativos, recreando esta vez el espíritu de las bandas de los 80's, mas precisamente al Rainbow de aquella etapa.
"Deseo" endurece un poco la propuesta, otra vez con grandes riffs de guitarra y los omnipresentes teclados metiéndose en cada resquicio posible.
"Los días torcidos" nos regresa una vez mas a la década del '80 con un tema lleno de gancho, con un buen estribillo, en el que tal vez sea el tema mas directo del disco.
"Acércate más" mantiene el nivel de todo el trabajo, y la inevitable semi-balada llega de la mano de "Bajo este cielo gris", un medio tiempo dueño de otro gran estribillo que me recordó a los Héroes Del Silencio, amén de un exquisito solo finalizando la canción.
La acústica "El mundo a tus pies" nos muestra la parte mas relajada de Voodoo Tales, un tema que parece ajena al concepto general del álbum pero que sirve para ver como se desenvuelve la banda con los instrumentos desenchufados.
En síntesis, estos madrileños deben darse por satisfechos por este gran disco que han editado, donde plasman un buen puñado de buenas intenciones y donde expresan de forma contundente su ferviente deseo de alzar bien alto el estandarte del viejo hard rock de décadas pasadas. Los que estamos pisando los 40, agradecidos eternamente.

jueves, 11 de febrero de 2010

MEMOIRA: "Memoira" (2009) (Nightmare Records)


1. Arise (Intro) 2. Experimenters Farewell 3. Haunted 4. Destiny Of Yours 5. Incurable 6. Shadow On My Name 7. Half Alive 8. Liberation 9. Amortization

El fenomenal éxito que consiguió Nightwish a principios de la década pasada dio lugar (como siempre ocurre) a que una infinidad de bandas salieran al ruedo a tratar de rasguñar un poco de esa notoriedad. Lacuna Coil, Evanescence, Edenbridge, y tantas otras fueron sumándose para satisfacer a la inmensa demanda de bandas que hicieran lo mismo que el quinteto finés. Y desde estas mismas heladas tierras es que proviene este sexteto que con solo tres años de formados hacen su debut en larga duración.
"Memoira" (el disco) deja inmediatamente la sensación que estos cinco tipos (y una tipa) llegaron tarde al reparto de ideas y no les quedó otra que cartonear un poco de cada cosa de las bandas antes mencionadas, darles un estructura de canción y grabarlas. Un poco de gótico, otro poco de sinfónico, un poquitito de metal y otro poquito de power metal y listo, habemus álbum.
En síntesis, de Finlandia han salido obras maestras del power sinfónico, pero este "Memoira" es la excepción que confirma la regla, o sea un completo embole que no va a quedar en la "memoira" de nadie.
Sitio web: http://www.memoira.net/ (J.S.)

miércoles, 10 de febrero de 2010

ROB ZOMBIE: "Hellbilly deluxe 2 - Noble jackals, penny dreadfuls and the systematic dehumanization of cool" (2010) (RoadRunner Records)


1. Jesus Frankenstein 2. Sick Bubble-Gum 3. What? 4. Mars Needs Women 5. Werewolf, Baby 6. Virgin Witch 7. Death and Destiny Inside the Dream Factory 8. Burn 9. Cease to Exist 10. Werewolf Women of the SS 11. The Man Who Laughs

Me confieso un fan incondicional de White Zombie. Discos como "La sexorcisto", "Astro-Creep 2000" e incluso el vapuleadisimo "Supersexy swinging sounds" ocupan un lugar de privilegio en mi vasta discoteca. Es que aquellos albumes marcaron un antes y un despues en el metal de los 90's, ya que nadie hasta ese momento habia logrado definir tan precisamente el termino "groove metal", amalgamando riffs pesadisimos con gancho, haciendo imposible resisitirse a mover la patita ante esa andanada de buen gusto y calidad.
Pues bien, todos esos buenos viejos tiempos se han acabado. Hoy Rob Zombie esta mucho mas interesado en su carrera cinematografica que en la musical, y eso se nota muchisimo. Aquella primera parte del "Hellbilly deluxe" del '98, fue un comienzo auspicioso a caballo de ese trallazo que fue "Dragula". La cosa con "The sinister urge" (2001) decaia un poco pero aun se podia encontrar joyas como "Scum of the Earth", mientras que "Educated horses" (2008) pasaba sin pena ni gloria anunciando lo peor. Y la debacle llega con este "Hellbilly deluxe 2", un disco que parece mas un tramite que la obra de un artista comprometido con su arte.
Aun cuando de vez en cuando aparecen pinceladas de aquellas glorias pasadas no hay en este disco ninguna cancion que uno pueda catalogar de "temazo" o "hit" ni siquiera "destacada", si hasta la voz de Rob (otrora llena de garra y violencia) hoy luce desganada y carente de fuerza.
Realmente esperaba mucho mas de este album (pasaron 4 años, carajo!!!) y no puedo mas que resignarme a que hoy por hoy la creatividad de Cummings esta puesta toda en el cine y sus peliculas de clase "B". Por suerte nos queda el grato recuerdo de aquella inmensa banda que fue White Zombie, suficiente para hacernos olvidar el trago amargo de la actualidad de Rob solista.
Sitio web: http://www.robzombie.com/ (J.S.)


lunes, 8 de febrero de 2010

LAST AUTUMN'S DREAM: "A touch of heaven" (2009) (Connecting Music)


1. Heaven And Earth 2. Caught In Between 3. Top Of The World 4. Candle In The Dark 5. Come Rain Or Shine 6. Heartbreaker 7. Last Mistake 8. See My Baby Jive 9. Renegade 10. What’s On Your Mind 11. How Long 12. Surrender 13. Jenny’s Eyes

Absolutamente desconocidos para quien escribe, Last Autumn's Dream es una banda ya veterana en la escena, siendo "A Touch of Heaven" su septimo larga duracion.
Inmediatamente despues de los 41 segundos que dura la intro uno ya se encuentra con una muestra cabal de lo se trata este album, ya que "Caught in between" es un hitazo total, de esos que van directo a las FMs europeas y americanas, pero que jamas sonaran en una FM argentina.
Es que este disco transpira calidad, cabalgando sobre excelentes melodias, gancherisimos coros y estribillos, una produccion impecable y canciones pensadas para un selecto pero muy fiel publico, que no se conforma con poco.
A la ya mencionada "Caught in between" se le suma "Top of the world", "How long", "Heartbreaker", "Last mistake" (con la ayuda del magnifico Jeff Scott Soto) como las mas destacadas del album, agregandole la semi-balada "Candle in the dark" y la excepcional "Renegade", otra con destino de hit.
No es extraño encontrar en este trabajo un estupendo cover de Cheap Trick, "Surrender", ya que en esta banda parece encontrar Last Autumn's Dream su principal fuente de inspiracion, amén de otras como Firehouse y Winger en menor medida.
En resumidas cuentas, si estas buscando AOR de primera calidad no podes perderte este album; eso si, hordas metalicas abstenerse.

domingo, 7 de febrero de 2010

FEAR FACTORY “Mechanize” (2010) (AFM Records)


1. Mechanize. 2. Industrial Discipline. 3. Fear Campaign. 4. Powershifter. 5. Christploitation. 6. Oxidizer. 7. Controlled Demolition. 8. Designing The Enema. 9. Metallic Division. 10. Final Exit.

Alguna expectativa habrá generado a la vuelta de Dino Cazares a la banda, para sacar rápidamente un nuevo disco. Por ahí leí que el gordito mexicano se alejó después de la grabación de "Digimortal" mientras llevaba a cabo un litigio por los derechos por el nombre Fear Factory. Grabó dos discos con Divine Heresy, un proyecto con un enfoque similar pero mucho más directo que la banda madre, a la cual volvió tras ganar en los tribunales. Así dicen, no me interesa el puterío entre los músicos, pero todo eso brinda a este trabajo un aura particular. .
Yendo a la música, no creo que haya nada nuevo, tampoco nada que decepcione. Esto para alegría de los fans. Está todo: machaques ametrallantes de guitarras precisas y asesinas, una base que le sigue… No nos engañemos, todo está al servicio de las seis cuerdas y un cantante que en lo personal me gusta más cuando grita, y o las voces limpias.
Quienes sean VERDADEROS fanáticos sabrán decir tema por tema, riff por riff, machaque, por machaque, cuál suena al de tal disco, o el de otro, dónde están los aires groove, la contundencia del thrash y el omnipresente industrial.
A mi entender, en este trabajo explosivo tenemos toda lo que la escuela de la factoría del miedo brindó durante años. Es un buen resumen de siete discos anteriores, quizá por ello el arte de tapa, es parecido a los último dos. Nueva etapa, pero a recoger lo que se cosechó de cada una.
No hay nada que reprochar a una banda que decide seguir adelante con música pesada, pudiendo hacer cualquier porquería comercial. Y patear el culito a todas esas banditas que hacen groove metal sin citar influencias.
Sitio Web: http://www.fearfactory.com/ (A.G.)

sábado, 6 de febrero de 2010

LETHAL SAINT: “Lethal Saint” (2010) (Pitch Black Records)


1. Chains of the Devil 2. Final Prayer 3. Thunder Strikes 4. Evil Inside 5. Heavy Metal Knights 6. You’re a Sinner 7. Night of the Sin 8. Rock ‘N’ Roll Survivor 9. Visions in the Night 10. Midnight Warriors 11. Wild in the Night 12. Lethal Saint

Es sumamente interesante ver el gran revival que ha tenido en los últimos tiempos el metal ochentero en sus muchas vertientes y estilos. Los chipriotas Lethal Saint se suman a toda esta nueva camada de nuevas bandas que tratan de emular a sus ídolos con este disco homónimo editado a través del sello Pitch Black.
Desde el vamos y viendo los títulos de las canciones y el arte de tapa ya nos introducimos en el magnifico mundo del heavy/speed metal que cultivaron popes como Exciter, Hallows Eve, Evil, Judas Priest, Running Wild y hasta es posible apreciar algunas cosas de Motörhead, como ese característico sonido (crudo, sucio, áspero) que fuera el estandarte de toda esa movida hace mas de 25 años.
Las grandes protagonistas, como no podía ser de otra manera, son las guitarras (ejecutadas por Christos Papadopoulos y Andreas Kasapis), bien secundadas por la base rítmica (Christis Isseyegh y George Haigaz Yildizian), y ni hablar del fenomenal trabajo de Andreas Pougioukkas en la voz, con unos agudos bien típicos de aquella década.
La frutilla del postre es sin dudas la épica y manowaresca “Visions in the night”, ocho minutos de pura pasión y emoción metalera.
Si le buscáramos la quinta pata al gato diría que la duración del álbum es excesiva, más de 70 minutos, alejándose de mi ideal de aproximadamente 40 minutos, suficientes como para no perder la atención y darle al “repeat” sin dudarlo.
Señores, a desempolvar la campera de cuero y el chaleco de jean, que Lethal Saint esta aquí para hacernos alzar el índice y el meñique como cuando éramos adolescentes.
Sitio web: http://www.lethalsaint.com/ (J.S.)

miércoles, 3 de febrero de 2010

CENTINELA: “Teoría de la Fidelidad” (2009) (CD Music)


1. Mi Nombre 2. Más Fuertes 3. Dulce Compasión 4. Hablo de Vivir 5. Inevitable 6. La Sensación 7. Siéntelo 8. Seis 9. Arriésgate

Quinto disco de esta emblemática banda española, siempre fiel a su heavy metal speedico y potente.
El disco transcurre sólido y versátil, sin estancarse en los limites propios del estilo, con buena distorsión en los riffs y algún que otro toque moderno, con momentos altísimos como “Hablo de vivir”, la inmensa “Inevitable” o las muy Priest “Mas fuertes” y “Seis”.
Como no podía ser de otra manera y tal cual es mi costumbre de buscar sonidos parecidos, encontré similitudes con nuestros paisanos Horcas, y también con sus compatriotas Ángeles Del Infierno (mucho se debe al registro vocal de Jose Cano), y la fenomenal dupla de guitarristas que forman Fernando Moya y Juan Parreño.
No hay muchos puntos en contra en este álbum, entre ellos la portada: hacia rato que no veía una tapa tan pedorra, no se entiende cual es la idea de los cinco integrantes dibujados como si fueran mamushkas…
En fin, y resumiendo, “Teoría de la fidelidad” no entra de una pero luego de un par de escuchas la cosa va in-crescendo, dejando la sensación de que la banda aun puede dar mucho mas, pero que seguro van en la buena senda.
Sitio web: http://www.centinelametal.net/ (J.S.)

lunes, 1 de febrero de 2010

ACRYLIC ACT: “The chronicles of Mary Taylor” (2009) (DFX Records)


1. Don't Cross the Lines. 2. Transformation. 3. Famele Evil. 4. Twnite. 5. The Devil Girl With Red Boots. 6. The Best Moment In My Life. 7. That's How I Would Feel for You. 8. What the Hell. 9. I.D.I.O.T. 10. Turbulent Night. 11. A Man May Be Bad. 12. Good Bye.

Recuerdo todavía esa explosión del pop californiano en los 90´s… The Offspring, Green Day, NOFX y muchos más de repente aparecían en revistas dedicadas al punk y al metal. Qué papelón. Hasta que Lemmy Kilmister (si no lo conocés…) los puso en su lugar formalmente, al declarar: “Primero, no son ingleses; segundo, no hacen punk y tercero ¡son una mierda!”.
Sabias palabras, Lemmy, que hicieron reflexionar a muchos. Pero desgraciadamente esa huella comercial fue tan profunda que aún aparecen bandas como Acrylic Act.
Y… quiero pensar que esos ritmos pop están contenidos por las guitarras fuertes, que las voces dulces tiene una dosis justa de grito que le dan aspereza, que la batería suena bien al frente y brinda contundencia. Que esos estribillos están tan inteligentemente escritos, que pasan rápido y las voces tan bien exploradas que terminan por entretener.
Prefiero escribir por otro lado y resaltar lo rápido que pasa el disco por el corto minutaje en la mayoría. Me esfuerzo por respetar el trabajo del músico y no remitirme a ese venenoso comentario de rigor: que se trata de chicos españoles que se creen adolescentes yankis, y dicen ser punk si que nunca hayan escuchado a los Sex Pistols… y menos a Motörhead.
Digan lo que quieran. Que el oyente le pegue una oída y juzgue por sí mismo. Yo seguiré encontrando pelos a la leche: es música muy pasteurizada, el titulo revela de qué se trata cada letra, que la idea es sonar más y más pegadizos. Un estilo que años después de darse a conocer, no encuentra nicho propio: trata de colarse, y mal, en publicaciones dedicadas al metal y al rock en general.
Reconozco que el disco me agradó más que muchas otras banditas similares. Que el producto final tiene su coherencia y se defiende. Pero solamente le doy una oportunidad. La próxima, no seré tan moderado. Todavía dicen hoy en día que estas bandas son punk?
Sitio web: www.myspace.com/acrylicactband (A.G.)