sábado, 22 de abril de 2017

RU FUS: “In Fabula” (2016) (Ghost Label Records)


1. Around My Brain 2. Enigma 3. Chemical Shower 4. Remember Grace 5. Oblivion 6. Evolve 7. Mr. Bickle 8. Cold Or Colder 9. Black Est Rain 10. Pacciani 11. Help Me 12. Stoneroids

Con “In Fabula” los italianos Ru Fus nos descubrieron hace casi un año su segundo larga duración, después de  publicar en 2014 su debut discográfico y unos meses más tarde hacer lo propio con un mini Ep titulado “Tales”.
Cuando hablamos de Ru Fus nos referimos ineludiblemente a la aventura en solitario de Emiliano Valente (ex miembro de Zen Circus, The Bugz y Reberberati) que en este viaje se hace acompañar por el cantante Giacomo Bracaloni y el batería Raffaello Mallegui para dar forma a un proyecto enmarcado dentro del universo del rock alternativo, aglutinando estilos como el noise, el stoner y el grunge. Como no podría ser de otro modo, los diferentes cortes concentran ritmos acelerados, sonoridades densas y saturadas, cadencias repetitivas, intensos guitarrazos distorsionados, un golpeteo inconfundible de batería y un tono vocal particularmente afligido. Así, nombres como The Melvins, Green River, Sonic Youth, Pearl Jam, Mudhoney, Alice In Chains o Queens Of The Stone Age acudirán a nuestra cabeza durante la escucha del trabajo de este roquero pisano.
Tal vez porqué Ru Fus reúne influencias de estilos que me resultan soporíferos, “In Fabula” me ha parecido un disco soberanamente aburrido y, escuchar reiteradas veces sus doce pistas para empaparme de él y reseñarlo, me ha supuesto un esfuerzo titánico. Partiendo de esta premisa a todas luces subjetiva, destacar algún tema también se convierte en una difícil empresa, pero sin dudarlo rescataría Chemical Shower, Remember Grace y Mr. Bickle. 
¡Recomendado para fans del grunge y para quienes sepan degustar las mieles de alguno de los estilos que componen lo que se convino en llamar rock alternativo!
Sitio web: www.ru-fus.it (Marc Milà)

jueves, 20 de abril de 2017

WHILE THEY SLEEP: “La nausee” (2016) (Symbol Of Domination)


1. In Harbor Extinguished Last Lantern 2. The Rats In The Walls 3. La Nausee 4. Of Village 5. Infinite Lenght In A Moment 6. Hut In The Forest 7. Hermaphrodite Of Being 8. Thy Temple 9. Melencolia 10. While They Sleep

Ya lo he dicho en varias oportunidades, y parece que la tendencia no decae: la cantidad de bandas blackers integradas por un solo músico es alarmante. En este caso es el ucraniano Kvolkaldur quien maneja los hilos de While They Sleep, y aquí debuta con “La nausee”.
Crudo y negro metal es lo que tenemos aquí, con un serio espíritu old-school, a caballo de riffs hipnóticos, atmosferas aterradoras, voces de ultratumba, liricas filosóficas y depresivas, todo sombríamente circundado por un halo melancólico, oscuro e inquietante. La fórmula no es novedosa ni mucho menos pero es posible aventurar que cumple su cometido. Hay opciones mejores? Claro que sí, pero también tengamos en cuenta que es un debut y que encima bandas similares a While They Sleep hay a patadas.
A contramano de los últimos trabajos que he reseñado, aquí la extensión del álbum es un tanto exagerada, ya que sobrepasa la hora de duración a lo largo de los diez tracks. Esto es bueno o malo según el oyente, claro está, pero el estilo abordado no sé hasta qué punto se lleva bien con las canciones largas.
En síntesis, un más que decente álbum. Escuchar antes de comprar.
Sitio web: no posee (J.S.)

lunes, 10 de abril de 2017

GUADAÑA: “Karma” (2017) (The Fish Factory)


1. Aún sigo en pie 2. Ser uno mismo 3. Reflejos 4. Dios del trueno 5. Nuestra revolución 6. Encrucijada 7. ¿Víctima o verdugo? 8. El bosque 9. Némesis 10. El castigador 11. Mientras duermes 12. Karma 13. Dharma

“Karma” es el título del tercer elepé de la banda española Guadaña, después de haber comenzado una impecable carrera en 2010 con la autoedición del EP “Reencarnación” y publicar posteriormente sus dos anteriores discos -“El grito del Silencio” (2012) y “Deryaz” (2014)-, ambos bajo los auspicios de The Fish Factory. En esta nueva referencia, el grupo oriundo de San Fernando (Cádiz) nos presenta una renovada formación con la entrada de Nael Martín y Juanma Patrón (bajo y guitarra respectivamente) que unen sus fuerzas a las del batería Pablo Casas -colosal a lo largo de todo el trabajo- y a las de los vocalistas Salva Sánchez y Glory Romero quienes continúan siendo el núcleo original de la formación.
El quinteto transita las sendas del metal más pesado, tomando influencias del power, el thrash y el hard rock y adaptando ligeras pinceladas del progresivo y el death melódico, así como latentes toques de sintetizadores y arreglos electrónicos. Esta variedad de matices da como resultado un trabajo heterogéneo a la par que vanguardista, en el que por encima de la contundente y brillante labor desempañada por todos los instrumentista, destaca el minucioso trabajo vocal: mientras que Glory continua mostrando ese genuino registro sucesor de Azucena (Santa), Salva incorpora con mayor frecuencia a su estilo también roquero y muy personal, una buena dosis de voces guturales y extremas. La suma de ambas personalidades -ya sea para abordar precisos duetos, para posicionarse la una como contrapunto de la otra o para brillar individualmente cuando acometen sus partes en solitario- es la seña de identidad definitoria de estos gaditanos.
Tanto la reivindicativa Ser uno mismo como Dios del Trueno -un alegato en contra del acoso escolar- poseen unos estribillos incendiarios capaces de derretir el metal; El Castigador -con Salva como único cantante- tiene un aire embriagador que me ha recordado a los donostiarras Ángeles del infierno; Nuestra revolución es un himno implacable en toda regla y Némesis desgrana unos brutales cambios de ritmo que cobran aún mayor protagonismo gracias a las tesituras diametralmente opuestas ofrecidas por las gargantas de Romero y Sánchez (secundado aquí por Alberto Díaz, cantante de Overdry).  
Si bien Aún sigo en pie y El bosque atesoran el sonido más contemporáneo del trabajo, y Dharma es la que mejor aúna ese toque progresivo del que el grupo impregna sus canciones, sin lugar a dudas la guinda del pastel la pone el magistral tema-título, una descarga coral de power metal sinfónico sin parangón -al puro estilo Avantasia- que cuenta con la participación de Alfred Romero (Dark Moor), Jose Vicente Broseta (Opera Magna) y Tete Novoa (Saratoga). 
Con “Karma” Guadaña nos presentan una idea musical sólida, totalmente definida y absolutamente consolidada. Un trabajo muy dinámico y rico en detalles -respaldado por una excelente producción- que contiene un puñado de magníficos temas de metal que se disfrutan desde el primer minuto. ¡Déjate cercenar por la afilada cuchilla de estos labriegos del metal! 
Sitio web: www.guadana.net (Marc Milà)

jueves, 6 de abril de 2017

ARKANA CODE: “Brutal conflict” (2017) (Metal Scrap Records)


1. Intro 2. Violent Human Corruption 3. Oppressor of Darkness 4. Escape from my Mind 5. Tortured by my Mind 6. Mutilated Reality 7. Dismember the Control 8. The Holocaust Horde 9. Mortuary March 10. Psychiatric Kingdom 11. Astral Illusion

Dentro del death metal hay diversas corrientes, casi demasiadas según mi opinión. El death técnico es ciertamente uno de los menos populares pero no por eso con menos adeptos. Los italianos Arkana Code (Paolo Ponzi y Luca Natarella en guitarras, David Folchitto en batería, Francesco Torresi en voz, y Giusy Bettei en bajo), hacen su debut en estas intrincadas arenas de la mano de este “Brutal conflict”, un lanzamiento interesante y de alto nivel, siempre dentro de límites bien definidos.
Con referentes muy claros como Death, Cannibal Corpse, Bolt Thrower y otros, Arkana Code no deja de lado tampoco los aspectos melódicos, los cuales se ensamblan a la perfección dentro de las intrincadas estructuras y frecuentes cambios de tiempo.
Con nueve años de formados, este quinteto ha trabajado duro para encontrar su nicho y darle a su propuesta una sensación más personal y distinguida. El resultado final es un álbum que, para el oyente desprevenido puede parecer caótico, pero que los eruditos del death metal técnico sabrán apreciar en su totalidad.
Sitio web: www.facebook.com/arkanacode (J.S.)

lunes, 3 de abril de 2017

MORTAL PERIL: “The legacy of war” (2016) (Independiente)


1. Generation Hate 2. Gladiator 3. Psychotic 4. Air Attack 5. War Is Hell 6. Seed of Hell 7. Creeping Apocalypse 8. Machete 9. Legacy of War

Mas thrash alemán de la mano de Mortal Peril y su segundo opus “The Legacy of War”. No esperemos cosas raras ni virtuosismo, sino simple y puro thrash metal. 
Se hace inmediatamente evidente desde el principio que la banda está tributando la escena del thrash de la vieja escuela, ya que hay un montón de elementos que así lo indican, partiendo por la tonalidad de las guitarras y terminando en la producción.
Si de influencias hablamos, popes de estilo como Sodom, Kreator o Destruction saltan a primeras oídas, con la adición de ciertas armonías cercanas a Megadeth. En síntesis, una buena combinación entre la escuela alemana y americana.
No pidamos originalidad ni nada parecido. "The Legacy of War" es definitivamente el disco que un fanático de thrash metal podría disfrutar, pero Mortal Peril debiera desarrollar su propio sonido y ahí sí, dar el salto final.
Sitio web: www.mortal-peril.de (J.S.)

sábado, 1 de abril de 2017

QAANAAQ: “Escape from the black iced forest” (2016) (Metal Scrap Records)


1. Body Walks 2. Eskimo’s Wine Is A Dish Best Served Frozen 3. Untimely At Funerals 4. High Hopes 5. Red Said It Was Green

Extraña y arriesgada forma de lanzar un disco debut la de estos cinco muchachos de Bérgamo. Y digo arriesgado porque en estos tiempos de inmediatez, lanzar un álbum de solo cinco tracks que promedian los 10 minutos cada uno puede llegar a ser casi suicida.
“Escape from the black iced forest” es el primer trabajo de Qaanaaq, el cual consta de cuatro temas propios y un cover del fantástico “High hopes”, de Pink Floyd. A prima facie el sonido de la banda está fuertemente enrolado en el rock progresivo, con largos pasajes instrumentales e intervenciones de voces guturales que los acercan al doom.
Obviamente la intención de la banda es que el oyente se sumerja en un viaje sonoro de casi 45 minutos, subido en atmósferas de riffs ultra-lentos y pesados, con dinámicas melodías, no quedándose en un solo acorde y zapando sobre el mismo, sino amalgamando diferentes tempos como si de varias canciones se tratara. El disco atrapa y conmueve, y es casi imposible no caer rendido ante semejante montaña rusa de climas, desde los más delicados y armónicos, hasta los más brutales y caóticos. Un detalle insoslayable: nunca en lo que dura el álbum se torna aburrido. De cuantos álbumes se puede decir lo mismo? 
Recuerden: Dario Leidi en guitarra, Matta Togni en bajo, Enrico Perico en voz, Luca Togni en teclados, y Nicola Togni en batería, conforman Qaanaaq, una banda de la cual oiremos bastante en el futuro.